volver

Trabajar durante las fiestas cuesta, pero también deja historias bonitas

Carmen García Márquez, Expendedora de la ES Valdemingómez

Soy una persona muy familiar y estar fuera durante las fiestas cuesta, pero también da historias muy bonitas.
Trabajo en la estación de servicio de Valdemingómez desde mediados de año, pero ya llevo 15 años en Repsol y he atendido en cuatro estaciones diferentes de Madrid.

Este año pasaré aquí la Nochevieja y, como solemos hacer, intentaré empezar el turno un poco más temprano para que el compañero se pueda ir a pronto a casa.

En general no suele venir mucha gente. Por eso, cuando el año pasado se presentó toda mi familia 10 minutos antes de medianoche para tomar las uvas conmigo fue una sorpresa inolvidable. Seguimos las campanadas a través del móvil y fue la mejor entrada del año de mi vida.

He trabajado en otras ocasiones durante estas fechas y aunque cuesta un poco, lo asumo como parte de mi responsabilidad. Tenemos que dar el mejor servicio siempre.