volver

Un recuerdo para un amigo, Antonio Tenorio

Sebastián Rodríguez

Bueno pues aprovecho esta ocasión que nos ofrece Repsol de contar historias de Navidad para recordar a un buen cliente y amigo que, aunque ya no está con nosotros, permanece en nuestro recuerdo.
Me refiero a Antonio Tenorio Vázquez que, además de amigo y cliente de la estación, era el padre de una de nuestras compañeras, con lo que frecuentaba mucho nuestra gasolinera.

Y quiero mencionar a Antonio en esta sección porque, en los años que llevo trabajando en la gasolinera Virgen del Rocío de Villamartín, no han sido pocas las veces que me ha tocado hacer el turno de mañana de los días 1 de Enero y es ese turno donde tengo el entrañable recuerdo de Antonio, porque siempre era el primer cliente que aparecía por la estación y me felicitaba en esas solitarias mañanas del primer día del año ya que, como él decía, en el pueblo sólo estaban abiertos los locales de “Chunta Chunta”.

Así que se venía a la estación a tomarse su cafelito y echábamos un ratillo de charla en el que me contaba algunos chascarrillos del pueblo y nos reíamos un rato.

Pues nada este año que de nuevo me toca hacer el turno de mañana del primer día de 2018, seguro que echaré en falta ver aparecer al amigo Antonio con su Citroen C4 a tomarse su cafelito, pero lo recordaré con cariño y de alguna forma estará allí para hacerme compañía.

Desde aquí le envío un abrazo a su familia y les doy las gracias por permitirme dedicarle esta pequeña historia.