volver

Viaje en grúa

Carmen y Loli

Mi hermana y yo íbamos como todos los años a casa de la familia en el centro. Siempre nos han dicho que algún día el coche nos dejaría tiradas, y claro, tanto hablarlo al final sucedió en la peor fecha del año, el mismo día de Navidad.
Nosotras vivimos lejos del centro, y los primeros kilómetros son por una carretera sinuosa (nosotras la conocemos bien). Con esto quiero decir que tanto para el chico que vino a por el coche como para nosotras, la situación era difícil.

Pero ahí llego Juanjo, un amor de chico (nuestro ángel de la guarda), que insistió en no solo llevarse el coche sino en acercarnos a donde necesitáramos, que era Navidad… Y así fue como llegamos a casa de la familia montadas en grúa ¡inolvidable!